“No quitar en caso de accidente” ENTREGA II: Las malditas Homologaciones.


Si eres “harlero” y te cruzas con la policía, te indispones y cuando menos, un escalofrío te recorre la espalda. Pero no por ser “muy malo,” (lo de los “out law” no tiene nada que ver con las motos), si no porque te pueden crujir por el tamaño de la matricula, el nivel de ruido de los escapes, las dimensiones del manillar, el tamaño y color de los intermitentes, etc, etc, etc . . . y hasta por no llevar un casco homologado . . . .

Las estadísticas dicen que el 40% de los fallecimientos de motoristas en accidente se hubiera evitado si se llevara el casco, o si este fuera el adecuado.
Pero independientemente de esto, lo que a los “harleros” nos preocupa se lo debemos a la SMF (Snell Memorial Foundation)
 
En 1957 la Fundación Snell introdujo las primeras normas de homologación para cascos de motos.

La SMF es una asociación sin ánimo de lucro que coge su nombre en homenaje a William “Pete” Snell, un piloto surafricano que murió como consecuencia de las heridas sufridas en la cabeza en un accidente. El casco que llevaba no le protegió de estas heridas.

Gracias a los esfuerzos de esta fundación actualmente tenemos el conjunto de normas que rigen las homologaciones de los cascos:

DOT: Departement of transportation (Departamento del Transporte USA) La certificación asegura que se pasaron las pruebas de resistencia mínimas. Es relativamente facil pasar estas pruebas y una vez pasadas y el casco es aprobado para su venta, no se realizan pruebas para mantener la certificación. Un casco con esta certificación cumple los requisitos mínimos de seguridad.


ANSI: American Nacional Standards Institute (Instituto Nacional de estandares Americanos USA) usada en América Latina.

SNELL: Obviamente lo otorga la SNELL. Son normas más estrictas que las del DOT y se realizan constantemente. Esto asegura que el casco se sigue fabricando de la misma manera y manteniendo los mismos estándares de calidad.


ECE: En estos momentos la norma que se usa en Europa y define los estándares de calidad y seguridad casi en exclusiva. Equivale a la Snell americana.

 


Si pero . . .

¿Qué debe tener mi casco para que no me multen?
El casco que se vende dentro de la unión europea deberá llevar una etiqueta blanca con la letra "E" (Europa) y un número correspondiente al país en el que se ha recibido la homologación.


1: Alemania
2: Francia
3: Italia
4: Países Bajos
5: Suecia
6: Bélgica
7: Hungría
8: Checoslovaquia
9: España
10: Yugoslavia
11: UK
12: Austria
13: Luxemburgo
14: Suiza
16: Noruega
17: Finlandia
18: Dinamarca"


En españa se autorizan dos normas europeas, 22-04 y 22-05 (más restrictiva). Para saber que pruebas ha pasado tu casco, mira los números al lado de la letra “E,“ si empieza por 04 (norma 22-04) si es por 05 (norma 22-05).
 


Según estas normas, la vida útil de un casco son 5 años desde la fecha de su fabricación. Por lo que hay que tener cuidado con las liquidaciones de las tiendas ya que puede que estemos comprando un casco con fecha de caducidad próxima o pasada.


ARCHIVO

blog

blog

Ahora on-line