Sitios donde ir en moto antes de morir- Entrega XIII: SKIPPERS CANYON ROAD – Nueva Zelanda

Yo no soy un fan del Señor de los Anillos, pero se que la mayoría de los paisajes de “La Tierra Media” están en realidad en Nueva Zelanda.

Una de estas espectaculares localizaciones es la ficticia Rivendell. Exactemante el Vado de Bruinen donde la princesa elfa Arwen ahoga a los Nazgul al conjurar una inundación.

Este lugar es en realidad Skippers Canyon (44° 50.724′S 168° 41.054′E), y el acceso a este cañón, se realiza por una de las carreteras más espectaculares del mundo a lo largo de las antiguas rutas mineras del oro, la histórica carretera Skippers Canyon Road (Carretera del Cañón de los Capitanes).



Skippers Canyon está situado a varios kilómetros de Queenstown y ha sido escarbado a través de los siglos por el río Shotover, uno de los ríos con más oro de Nueva Zelanda.



La Skippers Canyon Road lo lo atraviesa a lo largo de 22 km discurriendo entre impresionantes paisajes, y caprichosas formas de rocas, escarpados precipicios de varios cientos de metros sin quitamiedos y con curvas ciegas extremadamente peligrosas .

Se trata de una carretera de doble sentido pero de corte muy estrecho, por lo que en la mayoría de lugares, solo permite el paso de un vehículo. Es habitual que un vehículo tenga que retroceder hasta 3 km hasta encontrar un sitio donde porder cruzarse si encuentra un vehículo de frente.




Es una carretera pública, pero no se puede transitar con vehículos de alquiler ya que es una de las dos carreteras el país donde el seguro no cubre los posibles daños. Además, es necesario la solicitud de un permiso en que se los conductores están obligados a dar explicaciones de su plan de viaje.




En cuanto su historia, un par de mineros maoríes (etnia autóctona de de Nueva Zelanda) descubrió oro en 1862 en el río Shotover, lo que desató “la fiebre del oro"
En un principio, se formaron pistas según los mineros discurrían por el cañón con sus caballos. Estas pistas no eran seguras, por lo que con el fin de facilitar el acceso a los mineros y para poder traer maquinaria pesada en 1883 se comenzaron las obras en etapas de la actual carretera que terminarían 7 años después, en 1890.


Se ha dicho que se invirtió más dinero en la construcción de la carretera que el oro que se puede extraer del cañón. Esto es una forma de referirse a la enorme costo y dificultad que supuso no sólo su construcción, si no también supone su mantenimiento ya que la roca local es tan blanda que bajo el tráfico no tarda en convertirse en polvo en época seca y en un denso barro en época de lluvia.

La carretera sigue siendo hoy muy parecida a como era 1890 y esto es básicamente porque está protegida por el New Zealand Historic Places Trust (Fideicomiso de Lugares Históricos de Nueva Zelanda) desde el 15 de diciembre de 2006.



Skippers Bridge
Este impresionante puente sobre el río es uno de los puntos inevitables de la carretera.

En 1866 se construyó el primer puente que era una estructura de la suspensión a sólo 6 metros sobre el agua por lo que era propenso a ser dañado por las crecidas del río. Por ello, en 1901 el puente fue sutituiido por el actual a unos 100 metros por encima del río en la misma localización.

Los pilares de piedra del antiguo puente siguen en pie y se conservan a la entrada del puente actual.
En Skippers Canyon hay actualmente cuatro hoteles, y numerosas atracciones turísticas como el descenso de los rápidos del río en balsa que es una de las actividades de turismo de aventuras más popular de Nueva Zelanda.

















































ARCHIVO

blog

blog

Ahora on-line